Clínica Nuba

Tratamiento con Láser para Cuperosis: Todo lo que necesitas saber

Dra. Svetlana Juc

Dra. Svetlana Juc

Especialista en medicina estética

Fecha

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
VK

Contenido

Si sufres de cuperosis, es posible que te sientas avergonzado de las manchas rojas que aparecen en tu piel. Afortunadamente, existe una solución: el tratamiento con láser para cuperosis. En este artículo, te proporcionaremos información completa sobre esta técnica y cómo funciona. También hablaremos sobre los diferentes tipos de láseres que se utilizan en el tratamiento y en concreto el que utilizamos en Clínica Nuba Barcelona, los riesgos y beneficios, y lo que puedes esperar después del procedimiento.

¿Qué es la cuperosis?

La cuperosis es una condición de la piel que se caracteriza por manchas rojas en la cara, a menudo en las mejillas, la nariz y la frente. A veces se le conoce como «arañas vasculares» debido a las venas finas que se ven debajo de la piel. La cuperosis puede ser causada por una serie de factores, como la genética, la exposición al sol, el clima extremo y el consumo de alcohol.

¿Cómo funciona el tratamiento con láser para cuperosis?

El tratamiento con láser para cuperosis funciona mediante la emisión de una luz láser de alta energía que penetra en la piel y destruye las venas superficiales que causan la cuperosis. El láser se dirige selectivamente a las venas afectadas sin dañar la piel circundante.

Tipos de láser utilizados en el tratamiento con láser para cuperosis

Existen diferentes tipos de láseres que se pueden utilizar en el tratamiento con láser para cuperosis. Los láseres de luz pulsada intensa (IPL) son uno de los más comunes. También se pueden utilizar láseres de dióxido de carbono (CO2) y láseres de colorante pulsado (PDL). Cada tipo de láser tiene sus propias ventajas y desventajas, y el tipo de láser utilizado dependerá de la extensión de la cuperosis y otros factores específicos del paciente.

 Luz pulsada intensa (IPL )

El tratamiento de la cuperosis con láser de luz pulsada intensa (IPL) es uno de los métodos más utilizados y efectivos cuando hablamos sobre el tratamiento de láser para la cuperosis. El IPL emite pulsos de luz de diferentes longitudes de onda que penetran en la piel y destruyen las venas superficiales que causan la cuperosis. Este tipo de láser es muy selectivo y solo afecta a las venas afectadas sin dañar la piel circundante.

El tratamiento de la cuperosis con IPL es seguro y no invasivo, lo que significa que no se requiere anestesia ni tiempo de recuperación. El número de sesiones necesarias para lograr los resultados deseados dependerá del grado de cuperosis y otros factores específicos del paciente. Por lo general, se necesitan de 2 a 6 sesiones con intervalos de 4 a 6 semanas.

El tratamiento con IPL es efectivo en la eliminación de las manchas rojas en la piel y también puede ayudar a reducir otros problemas de la piel, como el acné y la rosácea. También puede mejorar la textura y el tono de la piel, y reducir la aparición de arrugas finas.

¿Cómo es una sesión de IPL?

Una sesión de IPL para el tratamiento de la cuperosis es un procedimiento relativamente sencillo e indoloro para el paciente. Antes de la sesión, el médico-estético  puede aplicar una crema anestésica en la piel para reducir cualquier molestia. También se puede aplicar un gel conductor en la zona a tratar para ayudar a la luz del láser a penetrar en la piel.

Durante la sesión, el paciente deberá usar gafas de protección para los ojos para evitar cualquier daño a la vista. El médico moverá el aplicador de luz pulsada intensa sobre la piel, apuntando a las áreas afectadas por la cuperosis. El paciente puede sentir una sensación de pinchazo o ardor leve, pero la mayoría de las personas toleran el procedimiento bastante bien.

Después de la sesión, la piel puede parecer enrojecida e hinchada, pero esto desaparecerá en unas pocas horas. El especialista puede recomendar la aplicación de compresas frías o cremas especiales para calmar la piel después del tratamiento.

Es importante evitar la exposición al sol y usar protector solar durante al menos unas semanas después del tratamiento para evitar cualquier daño adicional a la piel. También se recomienda evitar el maquillaje y los productos de cuidado de la piel durante unos días después del tratamiento para permitir que la piel se recupere completamente.

En general, una sesión de IPL para el tratamiento de la cuperosis es un procedimiento rápido y seguro que puede mejorar significativamente la apariencia de la piel afectada. Si estás considerando este tratamiento, contacta con nosotros para una cita de diagnóstico gratis.

¿Qué esperar después del tratamiento con láser para cuperosis?

Después del tratamiento con láser para cuperosis, es normal que la piel se sienta caliente y roja. También es posible que notes una ligera hinchazón en las áreas tratadas. Se recomienda evitar la exposición al sol y utilizar protector solar para ayudar a proteger la piel mientras se recupera. También es posible que necesites varias sesiones de tratamiento para lograr los resultados deseados.

Riesgos y beneficios del tratamiento con láser para cuperosis

Como con cualquier procedimiento médico, el tratamiento con láser para cuperosis tiene sus propios riesgos y beneficios. Algunos de los posibles efectos secundarios incluyen enrojecimiento temporal de la piel, hinchazón y ampollas. Sin embargo, estos efectos secundarios suelen ser leves y desaparecen en unos pocos días. Los beneficios del tratamiento con láser para cuperosis incluyen una reducción significativa en la apariencia de las manchas rojas en la piel y una mejora general en la apariencia de la piel.

Language

Pide una cita

Te contactaremos de la manera que más te convenga para fijar una hora e informarte sobre todo lo que quieres saber!

Pide más información

También puedes solicitar un diagnóstico gratuito en el que podamos evaluar el tratamiento que más te conviene. Sin compromiso