Clínica Nuba

Dieta en vacaciones

Dra. Svetlana Juc

Dra. Svetlana Juc

Especialista en medicina estética

Fecha

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
VK

Contenido

Como profesionales de la cirugía y la medicina estética, sabemos que la celulitis es uno de los temas que más preocupan a nuestros pacientes en esta época del año, y la alimentación es clave para mantenerla controlada. Ahora toca disfrutar de las vacaciones y, por supuesto, comer bien, pero aquí te dejamos algunos consejos para hacerlo de forma saludable.

Consejos para tu dieta de verano

Lo primero que has de tener en cuenta es cómo cambia el verano tu dieta o, mejor dicho, las necesidades que tu cuerpo necesita cubrir. Las temperaturas suben, sudamos más y comer de forma equilibrada te ayudará a estar a punto para sacar el máximo partido a estas semanas.

Hidratación

Mantenerte hidratado es clave para hacer frente a las altas temperaturas y evitar problemas de salud como puede ser un golpe de calor.

Evita el alcohol y las bebidas azucaradas y opta por el agua y los batidos o zumos de frutas, que además pueden aportarte vitaminas, minerales y aminoácidos para cubrir otras necesidades de tu organismo.

Consumo de frutas y verduras 

Y si son de temporada, ¡mejor! Es verdad que puedes comprar casi cualquier producto durante todo el año, pero optar por las frutas, verduras y hortalizas de temporada tiene la gran ventaja de que el aroma y el sabor serán más intensos.

Las posibilidades para prepararlas son infinitas, pero un gazpacho siempre es buena idea en esta época del año ¿no crees? Seguir una alimentación saludable ¡es más fácil de lo que piensas!

Horarios

La respuesta es sí, los horarios influyen en los resultados de tu dieta

Sabemos que las vacaciones invitan a cenar y desayunar tarde y a comer a cualquier hora según el resto de nuestros planes, pero seguir unos horarios es importante.

Comer a las horas adecuadas te permite organizarte mejor y controlar el hambre al no haber pasado más horas de lo normal entre comida y comida. Si te vas de viaje, intenta organizar tu día de tal forma que puedas respetar, en la medida de lo posible, tus horarios habituales de desayuno, almuerzo y cena.

Como ves, la dieta de verano no consiste en pasar hambre, sino en mantener un equilibrio y alimentarte de forma que cubras todas tus necesidades.

¿Te gustaría recibir una dieta personalizada elaborada por un nutricionista? ¡Contacta con nosotros!

Language

Pide una cita

Te contactaremos de la manera que más te convenga para fijar una hora e informarte sobre todo lo que quieres saber!

Pide más información

También puedes solicitar un diagnóstico gratuito en el que podamos evaluar el tratamiento que más te conviene. Sin compromiso